lunes, 15 de noviembre de 2010

DESPERTANDO EN UN MUNDO DIFERENTE. CABALLEROS HIPNOTIZADOS Y JOVENCITAS DE OJOS RASGADOS.


¿Quién no ha escuchado alguna vez historias del mundo de las hadas? Festines, música, alegría por doquier... ¿Y si no todo fuese tan espectacular y fantástico?

Kaye es una excéntrica adolescente acostumbrada a los constantes viajes, a cuidar de una madre y su banda de rock, a no dar explicaciones a nadie y a tener cuidado de ella misma, sin que los demás se inmiscuyan en su vida o sus acciones.

Cuando esta alocada vida llega a su fin, se ve obligada a volver a su New Jersey natal, donde antiguas e imaginarias amistades acudirán a ella en busca de ayuda, y donde encontrará a Roiben, un joven (¿o un ser mágico?) de cabellos plateados que con adivinanzas y juegos peligrosos le regalará aquello que sólo uno mismo posee, aunque sean los demás quienes se sirven de ello. La ayuda demandada supondrá el despertar de la verdadera naturaleza de Kaye, para dejar al descubierto un egoísta y ambicioso plan en el que las reinas de la Corte Luminosa y la Corte Oscura de las hadas enfrentarán sus dominios, y su ego, por una cuestión de servidumbre, tras la que se esconde algo más.
Las lealtades se ponen en juego y todos los seres mágicos se ven abocados a un juego de ajedrez en el que blanco y negro se verán sustituidos por rojo y plata en un tablero ya manchado por la tradición de un sacrificio que debe repetirse cada Samhaim, bajo la promesa de siete años de equilibrio entre las fuerzas sobrenaturales.
Y que no os engañen los nombres de estos lugares; el trasfondo es el mismo para ambos reinos y para sus habitantes. La codicia, la malicia, la ambición, la maldad, la excesiva picardía, la hipocresía, el regocijo por el dolor de los demás y la diversión a costa de infligir daño a otros es el día a día de estos alados y coloridos seres.

Holly Black nos ofrece con El Tributo el primer relato de la Trilogía de la Corte Oscura. Un relato un tanto cruel y despiadado, en el que la fantasía suena frenéticamente, a un ritmo endiablado y acompañado de un banquete en descoposición. Un cuento en el que las decisiones que toman Kaye, Roiben y el resto de seres, luminosos u oscuros, encaminan a nuestros protagonistas a una historia de pasión, descubrimientos y secretos que alterarán el futuro del nuevo y fascinante mundo que acaba de descubrir una jovencita alocada, a la que la magia acompaña, sin ella saberlo, desde hace mucho tiempo.




Disfrutadlo.

Moira





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada